Cuando pensamos en cirugía de pechos es muy frecuente que se nos venga a la mente el aumento de mamas. Si bien es una de las operaciones más demandadas, es solo una de las muchas que los cirujanos plásticos y reparadores podemos llevar a cabo en esta zona del cuerpo.

La cirugía de pecho es la más solicitada por las mujeres. Ayuda a corregir problemas estéticos y también a mejorar la salud tanto física como psicológica. El aumento de pecho es muy frecuente, y en la actualidad empleamos técnicas que evitan riesgos durante la operación y permiten una recuperación menos dolorosa y más corta.

Realizarte una operación de pechos, es una decisión muy seria y meditada, es por lo que debes recurrir a los mejores especialistas. En el centro médico estético Medistetic contamos con reconocidos profesionales con gran experiencia, como el Dr Alessandro Thione, que guiarán la operación por el camino correcto para que quedes satisfecha de los resultados y acabes sintiéndote con confianza y segura de ti misma.

Pero hay también otras operaciones de pechos con las que podemos cambiar la vida de las personas que se someten a ellas. La cirugía se ajusta a las necesidades personales de cada paciente, siempre con la asesoría de nuestros médicos especializados.

Por ejemplo, la reducción de pecho es un tratamiento muy común en nuestra clínica. Mejora los dolores de espalda y cuello que sufren con frecuencia las mujeres con pechos grandes. Les permite realizar su actividad física con más comodidad y, además, es una operación que también trabaja la firmeza de los senos.

Por otro lado, con la elevación de pechos conseguimos que las mamas caídas tengan un aspecto más juvenil y firme, sin necesidad de utilizar prótesis.

Además, la cirugía permite arreglar asimetrías e igualar el tamaño y forma de los dos pechos. También es muy útil en el tratamiento de la mama tuberosa, que presenta una anomalía que le da un aspecto estético poco atractivo. Asimismo, permite eliminar las cicatrices de otras operaciones y corregir complicaciones posteriores, como la contractura capsular.

Con cirugía también podemos reducir el tamaño de la areola para conseguir un pecho más armónico y proporcionado.

En el caso de las mujeres que han padecido cáncer de mama y desean reconstruir su pecho, los tratamientos quirúrgicos son grandes aliados para recuperar su autoestima y volver a sentirse bien con su cuerpo.

Pero la cirugía de pechos no es exclusiva de las mujeres. También se realiza con frecuencia la ginecomastia, para reducir el tamaño de la región mamaria masculina. Se calcula que esta patología, por la que el pecho de los hombres crece de forma anómala, puede afectar a entre el 40 y el 60 por ciento de los hombres.

En todos los casos y en nuestra experiencia, los beneficios de la operación de pechos van mucho más allá de la estética. Nuestros pacientes mejoran su satisfacción general, su percepción personal, su vida sexual y también el bienestar físico. En resumen, la cirugía de mama propone tratamientos seguros y fiables que permiten mejorar la vida de las personas.